PERLAS

Las perlas son gemas de origen orgánico. Podemos diferenciar entre perlas naturales y perlas cultivadas, en función de si ha intervenido el hombre o no. El brillo perlado típico, es el resultado de la sobreposición de aragonite y conquiolina que se ubican cerca de la superficie de la perla. Esta formación es la causante de las interferencias de la luz y da como resultado los colores iridiscentes que desprende la superficie, llamado oriente.
Perlas Naturales
Las perlas naturales son producidas por un molusco como acción defensiva a causa de la intrusión de un cuerpo extraño. Son opacas y pueden presentar infinidad de formas y colores. Están hechas de un material delicado porque su estructura está formada por materia orgánica y agua. Es por ello que se recomienda evitar la sequedad, el contacto con perfumes, sudor u otras pelas, y su uso frecuente, pues necesitan airearse. Conocidas por el hombre desde tiempos ancestrales, ya que no precisan tallarse o pulirse para mostrar su belleza.
Perlas Cultivadas
Actualmente la mayoría de las perlas que se comercializan son cultivadas, ya que la sobrepesca de los lechos naturales ha provocado que se agoten muchos de ellos. En TOUS todas las perlas utilizadas son cultivadas. Estas se forman por moluscos de manera casi idéntica a las naturales. La única diferencia es que se introduce de forma manual un núcleo en un molusco para que éste empiece a segregar nácar. Las perlas cultivadas se evalúan dependiendo de factores de calidad como el lustre, el estado de la superficie, la forma, el color y el tamaño. Según las variedades y dónde se producen diferenciamos entre:
Perlas de agua salada

PERLAS CULTIVADAS DE AGUA SALADA

Las perlas cultivadas de agua salada tienen su origen en Japón, donde los japoneses introdujeron sus sistemas de cultivo en la Micronesia, en las islas Palau, cuando éstas estaban bajo su protectorado, en el período comprendido entre las dos guerras mundiales. Las perlas cultivadas de agua salada se forman en varias especies de moluscos bivalvos marinos u ostras de perlas. Generalmente, una ostra de agua salada solo puede producir una o dos perlas por concha. Cada ostra se nutre durante todo su ciclo de vida en la granja y se limpia regularmente para garantizar que se mantenga en un buen estado de salud. Actualmente, encontramos granjas de cultivo en los Mares del Sur, zona que abarca desde Australia al Océano Índico, atolones de la Polinesia Francesa, Australia, Indonesia, Japón y Golfo de México.
AUSTRALIANA O DE LOS MARES DEL SUR

1. Australiana o de los mares del sur

Generalmente tienen un tamaño que oscila entre 10 y 20 milímetros, y se producen en el molusco de mayor tamaño denominada Pinctada Máxima. El período de cultivo se acerca a los 3 años.
¿SABÍAS QUE...?

Conocidas como las “reinas de las perlas” debido a su gran tamaño y a su belleza inigualable. Presentan una amplia diversidad de formas pero suelen ser bastante redondeadas. La perlas barrocas son también muy preciadas. 

PROCEDENCIA

Norte de Australia, zona de Filipinas, Indonesia.

Ver más Ver menos
PERLAS MABE

2. Perlas mabe

Perlas cultivadas semiesféricas que crecen adheridas al interior de la concha de una ostra en lugar de dentro del cuerpo de ésta. Se producen en tamaños que van de 10 a 17mm de diámetro.
¿SABÍAS QUE...?

Cuando la perla hemisférica se ha cubierto de nácar, se corta, se elimina el núcleo, se rellena el agujero y se incorpora una base de madreperla. 

PROCEDENCIA

Japón, Indonesia, Australia.

Ver más Ver menos
PERLAS CULTIVADAS DE AGUA DULCE

PERLAS CULTIVADAS DE AGUA DULCE

Perlas cultivadas en viveros, que pueden encontrarse en ríos, bahías y lagos de todo el mundo. Se cultivan fácilmente en moluscos de agua dulce y son menos lustrosas que las perlas cultivadas en agua salada. En los últimos años han aparecido en el mercado perlas cultivadas de agua dulce con núcleo. Actualmente, TOUS utiliza perlas cultivadas de agua dulce con y sin núcleo. Podemos clasificar las perlas cultivadas de agua dulce según su forma, siendo las más habituales en TOUS, redonda o esférica, semi-redonda o semiesférica, botón, coin, stick y grano de arroz. Las que no atienden a una forma más o menos definida se les llama barrocas, también presentes en nuestras colecciones.
¿SABÍAS QUE...?

Los japoneses comenzaron a experimentar con mejillones de agua dulce y llegaron a la conclusión de que no hacía falta insertar núcleos sino solo pequeños trozos de manto para conseguir que comenzara el proceso de cultivo. 

PROCEDENCIA

China, Japón, EE.UU.

Ver más Ver menos
Redondas

1. Redonda

Perla cultivada de agua dulce sin núcleo en su interior, simétrica y que rodará en línea recta. Generalmente, es la variedad más valorada. En TOUS, las medidas más utilizadas son las comprendidas entre 4 y 9 mm.
Coin

2. Coin

Perlas cultivadas de agua dulce con núcleo en su interior. Su forma plana se debe a la forma misma del núcleo que se introduce en el molusco. La media de tamaño suele ser 10-12 mm, pero en TOUS tenemos colecciones donde llegan a los 16-17 mm. Podemos encontrar algunas irregularidades en la forma o la superficie.
Stick

3. Stick

Perla cultivada de agua dulce sin núcleo en su interior. Su característica forma alargada viene dada por la forma del tejido que se introduce para que el molusco empiece a segregar el nácar. El tiempo de cultivo oscila entre 1 y 2 años. Presentan medidas variadas, entre los 12-22mm.
Grano de arroz

4. Grano de arroz

Perla cultivada de agua dulce sin núcleo en su interior. Su tamaño, de apenas unos milímetros, de forma alargada e irregular, recuerda a una semilla y de ahí su nombre.
Barroca

5. Barroca

Perla cultivada de agua dulce con o sin núcleo en su interior. Su forma, irregular y asimétrica, puede depender de varios factores, como la climatología o la calidad del agua donde habita el molusco. Tiempo de cultivo de 2 años.

SIMBOLOGÍA

INOCENCIA: Las perlas, por su aspecto delicado, se han asociado tradicionalmente a la pureza y la inocencia, siendo consideradas también como amuletos de protección y buena suerte.

PERLAS
Las perlas, por su aspecto delicado, se han asociado tradicionalmente a la pureza y la inocencia.