Colgante Oso en oro blanco con diamantes blancos y amarillos 2005.

Representa uno de nuestros valores fundamentales y por lo que, creo, se nos identifica ya en todo el mundo, la ternura. Nació en 1985 de un flechazo ante un peluche, cuando me di cuenta de cómo ese muñeco era capaz de trasladarnos a todos a la dulce infancia. De líneas simples, que lo han convertido en un símbolo universal que no necesita traducción, sin él no seríamos lo que somos, lo considero parte de la familia y por eso lo cuidamos como lo que es, nuestra celebrity.

Son diversión, naturaleza, y un motivo presente en todas las colecciones. La rosa es mi símbolo, por supuesto, pero todas han marcado nuestra historia, como esta de cinco pétalos que nos acompañó durante una de las décadas más importantes de nuestra trayectoria.

¿A quién no le gusta que le regalen flores? Estas, además, son para siempre.

Sortijas en plata con motivos en forma de Tulipán, Niña, Corazón y Oso 2000.

La Colección Sweet Dolls resume a la perfección nuestra esencia. Fue un maravilloso acierto unir dos de nuestros pilares, la innovación tecnológica y la creatividad. Con ella fuimos de los pioneros en aplicar la técnica del electroforming en joyería y crear estas piezas ligeras, sin soldaduras. Desde entonces, la industrialización de la artesanía es una de nuestras señas de identidad.

El Niño y la Niña simbolizan la familia, un concepto estrechamente ligado a la esencia de TOUS. Muchas personas lo siguen eligiendo para las celebraciones. Estar presentes en los momentos más importantes de la vida de nuestros clientes es el mejor de los premios.

La esterilla, de acero y plata primero, después de oro, fue una de esas ideas locas que se nos ocurren de vez en cuando. Encarna el espíritu joven y moderno de TOUS, y en los noventa supuso una auténtica revolución por su diseño y la novedosa mezcla de materiales. Aún hoy representa para nosotros la valentía y las ganas de sorprender.

Pulsera de esterilla de oro con figuras en oro. 1997

Pendientes Corazón en oro blanco con diamantes. 1995.

Se trata de un icono universal que ha existido siempre pero que quisimos hacer nuestro como símbolo de la dulzura de nuestra marca. Porque TOUS es, sin lugar a dudas, pasión.

Siento fascinación por las piedras preciosas. Me gusta observarlas en los diferentes momentos del día para ver cómo cambian de color en función de la luz.

A menudo aprovecho el fin de semana o mis ratos de ocio para separarlas por colores y me paso horas imaginando qué forma tomarán haciendo los primeros esbozos de las piezas en las que me gustaría que se convirtieran. Son estos momentos en los que realmente me doy cuenta de que adoro mi trabajo.